A todos aquellos interesados en el embarazo, parto, puerperio, lactancia materna y crianza. Hago mia la frase de "abrázame y quiéreme cuando no me lo merezca, pues será cuando más lo necesite"



Justo ayer hablabamos del colecho con una mamá que ya había pasado a su bebé a dormir solo en la habitación, después de haber estado durmiendo juntos los tres: papá, mamá y el bebé. Comentaba que al empezar a estar incómodos optaron por esa decisión y que estaban sorprendidos porque el bebé lo había aceptado bien.

Hablabamos de lo cansado y estresante que son los primeros meses de maternidad y lactancia. Porque nadie te habla de ello, no se prepara a las mamás para ese cambio psicológico que implica la llegada a casa con el bebé y el inicio de la lactancia, más cuando el entorno social no es favorable ni para la lactancia ni para respetar a los bebés, "¿Qué es eso de respetar al bebé....?", y el colecho suena a "malcriar o malconstumbrar" en esas circunstancias, cuando lo que aporta es un mayor descanso familiar.

Y esta mamá y todas las que estábamos hablando nos quedamos tranquilas ante el hecho de que no es lo importante si colechas o no, si lo tienes en la cuna a tu lado en forma sidecar o no, si te lo metes en la cama y lo vuelves a dejar o no, si te tiras con él bebé toda la noche en la cama o no, sino respetar lo que el bebé necesita...Y eso, si nos dejamos escuchar y acacallamos las voces exteriores, en el fondo, lo sabemos por instinto natural.

El bebé de la mamá que comentaba antes, con más de un año estaba ya en otra habitación y ¡¡genial!! era lo que esté bebé y sus papas necesitaban.

Para nosotros, después de 23 meses, que Lara duerma toda la noche, sin teta, con dos despertares en nuestra cama: ¡¡genial!!. Ya llegará el tiempo de pasarla a otra habitación y la otra mamá con sus circunstancias y la otra, y la otra... pero siempre desde el respeto a los tiempos del bebé y a la adecuación con las circunstancias familiares de cada uno.

Siempre desde la información: la libertad de elegir.

La entrevista de Punset y Sue Gerahdt en el programa REDES (que he comentado en otra entrada) es para mí un claro ejemplo, desde el punto de vista de la ciencia, de que estamos haciendo lo correcto y me da argumentos para argumentar mi NO a las técnicas conductistas.

Y este otro post de Crianza Natural (que amablemente comentaba Cheli ;) ) viene a reforzar mis argumentos y los de tanta gente que se ha empezado a alzar frente a las corrientes conductistas. Está basado en nada menos que 800 estudios científicos realizados por Margot Suderland.

¡¡Ahí es ná!! y ahora que me digan los otros en que se han basado ellos, ssssss.....;)

Si un libro empieza así "No llores más", me gusta. Pero si continua con su primer capítulo titulado "El bebé no es mi enemigo", me termina con sólo empezar, de convencer :)))

A todas nos ha pasado que al principio de nuestra maternidad nos han dicho todo aquello de; "no lo cogas los vas a malcriar, es una lucha a ver quién puede más, empieza la dictadura infantil, es una puñetera....."
Pero por fin se empiezan a escuchar voces que claman por explicar a las mamás que el bebé no es el enemigo, que no pide nada que no necesite y que hay que escucharle y atender su llanto.
Este libro de Sheila Kitzinger con prologo de Bernabé Tierno, nos da otros puntos de vista para entender y atender el llanto del bebé y sentirnos como mamás un poquito mejor, al desmitificar la maternidad.

"Otra diferencia importante entre las sociedades industrializadas y las tradicionales es que la independencia que los adultos tienen que demostrar en nuestra cultura también se la imponen a los niños desde temprana edad, incluso desde que son bebés. Si una mujer alimenta al bebé cada vez que este quiere mamar, si el bebé duerme en la cama con ella o si continúa dándole el pecho pasados nueve meses, la pueden criticar por "hacer lo que el bebé quiere" y le advierten que está criando cuervos. Le dicen que nunca a poder sacar al bebé de la cama, que el niño va a crecer "pegado y miedoso", y que, en caso de ser varón, estará "colgado de las faldas de su madre", lo que implica que será afeminado e incapaz de tener relaciones heterosexuales. En nuestra cultura se insiste mucho en inculcar la independencia en nuestros hijos. Se considera una responsabilidad moral.Dormir toda la noche, comer sólidos. aprender a ir al baño, no son solo cosas para comodidad de los padres, sino indicaciones de este desarrollo hacia la independencia social; es un mojón en el camino.
Es exactamente lo opuesto a la relación entre la madre campesina y su hijo, al que acomoda dentro del chal o del poncho, o lo ata pegado a su piel. Quizás no deberíamos sorprendernos cuando los bebés protestan porque se los separa a la fuerza del olor tranquilizador, de la firmeza, de la suavidad y de la seguridad del cuerpo de su madre, del sonido de su voz y del ritmo del latido del corazón materno.
Las mujeres también se pierden algo en nuestra cultura...."

Un regalo perfecto a la mamá embarazada, para saber que existen más cosas fuera de "matrix"...luego cada uno es libre. Libro del mes.

Y aquí estoy.

Con una hija, un marido, sin trabajo fuera de casa, futura asesora de lactancia, socia de EPEN, haciendo pilates y apuntandome el sábado a un curso intensivo de bollywood.
:)))))))

Si hace años cuando eramos niñas en el colegio, jugamos a calcular en el año 2000 que edad tendríamos (entonces 32 años me parecía ser una vieja) y sonábamos en pensar como estaríamos, con quién estaríamos, tendríamos hijos o no, etc, ni por asomo hubiese acertado....

He perdido gente por el camino, gente a la que a veces, añoro mucho. Pero añoro esa gente, esa amistad, en aquel momento dado, cuando estamos juntas...pero todo evoluciona y cada uno opta en esta vida por un camino y un desarrollo personal y a veces, se convierte dicho "camino" en que nos tengamos que decir, en algún momento; "hasta luego o adiós...fue bonito mientras caminabamos juntas, quizás otra vez más adelante nos volvamos a encontrar..." Así me gusta pensar, porque no guardo rencor a nadie, ni a nada, pues nada de eso merece la pena. Me gusta quedarme con lo positivo y con el amor y cariño a todo lo que he vivido.

He vivido 40 años y los he vivido, como todos, con altibajos, con alegrías, con penas pero vivido y eso es lo importante. He desarrollado la paciencia e intento que cada día, un poquito más el sentido del humor....:))))) que tan necesarios nos es a todos.
Y puedo decir que me siento muy afortunada, por todo lo vivido, por la gente que he conocido y sobre todo, por la gente que tengo a mi lado; por mi hija, por mi amor, por mi familia, mis amigos y conocidos.


Gracias a todos los que han recorrido este camino conmigo y espero poder recorrer otros 40...

Como decía una canción de Violeta Parra, que oía de chiquilla cantada por Víctor Jara (en este caso por Mercedes Sosa);

Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto.
Así yo distingo dicha de quebranto,
los dos materiales que forman mi canto,
y el canto de ustedes que es el mismo canto
y el canto de todos, que es mi propio canto.

(A Maite, porque me gustaría que hubieras podido disfrutar de mi hija, como yo lo hago.)

Internet es una avance tecnológico sin precedentes y desde mi experiencia personal, después de nuestra "innecesarea" supuso una ventana abierta al mundo exterior cuando una está en pleno puerperio y se encuentra tan, pero tan sola a nivel de relaciones personales pues todo cambia, la gente aconseja, critica, etc....

Y mira por donde gracias a internet, gracias a foros como Crianza Natural, Criar con el Corazón, La liga de la leche Virtual y tantos otros que nos vamos informando y juntando mamás y papás con pareceres, dudas e intuiciones parecidas.
Y esto es un fenómeno y una realidad, desde mi humilde punto de vista. Y ya hay alguien que le ha puesto nombre a esta "revolución" a veces silenciosa; madres insumisas....y padres....

Pues me declaro madre insumisa, que quiero ser respetada y no negada. :-)))))


Articulo interesante de Laura Lecumberri en la revista de CC.OO, Trabajadora, sobre salud. Con el tema "Parir en casa" (pag 30 del pdf)

Si desea recibir la revista por correo electrónico, envíe su dirección a: trabajadora@ccoo.es (es formato pdf y ocupa alrededor de 2 MB).

Las ilustraciones de la portada y contraportada de este número de Trabajadora pertenecen a Mara Delgado.

Y aprovechando esta entrada; ¡¡feliz día de la mujer!! y del ¡¡hombre!! Feliz 8 de Marzo a todas.

Sobre mi

Mi foto
La maternidad es un privilegio, la procreación un derecho y la crianza, una responsabilidad social.

Seguidores

Publicidad amiga

Licencia

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.