A todos aquellos interesados en el embarazo, parto, puerperio, lactancia materna y crianza. Hago mia la frase de "abrázame y quiéreme cuando no me lo merezca, pues será cuando más lo necesite"


Durante el pasado fin de semana, la localidad cacereña de Jarandilla de la Vera ha acogido el I Curso de “Lactancia Materna: Madres que ayudan a otras madres”, en el que han participado madres, padres y profesionales sanitarios de toda la Comunidad Extremeña, entre ellos un buen grupo de madres y profesionales de la asociación La Nacencia de Miajadas.

Y han redactado el MANIFIESTO DE JARANDILLA sobre la protección a la LM;

“La naturaleza y la lactancia materna tienen que recuperar su sitio en la cultura occidental” A la sociedad, a los profesionales sanitarios, a los políticos, a los medios de comunicación y a las familias: Todas las madres, padres y profesionales reunidos en Jarandilla de la Vera queremos transmitir y compartir las conclusiones a las que hemos llegado en estos días de convivencia. Estamos convencidas de la importancia de la LACTANCIA MATERNA. Porque esta es la forma de alimentar y criar a nuestros hijos más natural, saludable, ecológica y sensata. Tenemos necesidad de que se respete la decisión de las madres que deciden dar de mamar a sus hijos. Para ello necesitamos que los profesionales sanitarios nos respeten y nos ayuden en este momento crucial para la madre y su bebé. La madre es el hábitat natural de su hij@, por eso queremos que la lactancia materna se vea en la sociedad como algo natural, y que no sea una imagen extraña una madre dando de mamar a su hijo en cualquier espacio donde lo necesite. Lamentamos que los intereses económicos del mercado no nos permitan ver y difundir la forma más natural de alimentar y criar a nuestros hijos. El cambio de actitud en la crianza de nuestros hijos comienza en las familias, con la colaboración de la sanidad pública, de nuestros políticos y de la sociedad en general. Necesitamos que la conciliación familiar sea una prioridad desde el gobierno, no sólo con más guarderías, sino principalmente dando tiempo a las madres, porque el recién nacido lo que necesita es estar acompañado de su madre/padre. Por eso, demandamos como mínimo un periodo de 6 meses de baja maternal. Es el tiempo que recomienda la OMS para mantener la lactancia exclusiva. Además necesitamos que nos apoyen en nuestra idea de cómo queremos recibir a nuestros hijos en el momento de nacer. Que cuenten con nosotros a la hora de prepararnos para este acontecimiento. Queremos recuperar nuestra responsabilidad en el parto y crianza de nuestros hijos."



Y el 24 de Abril, Lara, cumple dos años.

Casi, dos años de feliz lactancia. Y digo, casi, porque Lara en su 23 “cumplemes” decidió empezar a destetarse. La colocaba, le daba un par de chupitos y se soltaba para ir a los brazos de papá en los cuales, se está mucho mejor.

23 meses, se dice pronto.
Últimamente solo hacía un par de tomas al día, después de cortar ella sola las tomas nocturnas, que era cuando más mamaba. Fue poner el "plan padre" en práctica para poder dormir un poquito mejor, empezar a darle agua cuando tenía sed y se ha destetado sola.
Aunque soy consciente de que este proceso puede o no tener retrocesos, lo cual no es indicativo de nada, pero de momento, evolucionamos hacia adelante.

Siempre recordaré cuando Ramón me pregunto; "¿hasta cuando vas a darle de mamar?"- estando embarazada y él, leyéndose todos los libros de Carlos Gonzalez que iba comprando yo. "Pues hombre, yo creo que a los 6 meses llegaremos"- dije convencida.
Pues 23 meses y de lo cual me siento muy orgullosa y feliz, pues solo tengo que mirarla y mirarla...

Los principios fueron complicados y difíciles pues, nadie te prepara de verdad, para la maternidad, lo que es y lo que de verdad supone.
Muy alejada, la realidad maternal de esas habitaciones recién puestas para recibir al niño, recién pintadas, con todo dispuesto y pensando que tu vida va a ser más o menos como antes.

Ahora que estoy vendiendo ropa de mi madre de cuando "reinó Carolo" , Ramón se ríe porque dice que cualquier día les voy a vender a ellos y al ver cambiada la mecedora de madera de sitio, pensó que igual la vendía, también.

Nada más lejos de mi intención, esa mecedora es, parte de nuestro tributo; el mio y el de mi hija. Horas, hemos estado las dos allí sentadas dando de mamar, mamando y conectadas con el mundo exterior gracias a internet y a Ramón que compró el portátil.
Esas horas, no te las explican en la revista “Ser padres” o esa sensación de agobio de sentirte tan dependiente, al principio, hasta el punto de comer muchos días con la hija pegada a la teta, llorando y pensando; "esto no es posible".

Pues si es posible porque el bebé es lo que necesita y cuando se supera esa fase de acoplamiento, la lactancia es un regalo mutuo.
Un regalo en dos direcciones, de tus ojos a los mios, de los mios a los tuyos, mi querida Lara...

Y el día de mañana alguien te explicará que tu madre te daba de mamar sentada en esa mecedora, acunandote a ti y acunandose ella, contigo en su regazo, mientras asimilaba y experimentaba la experiencia de la maternidad. Y dejaba aflorar su “ser mujer” en la plenitud total de la expresión, su “ser gaia”, su “ser dadora”.

Mi mejor tributo y mi mejor regalo será siempre mi amor por ti, feliz cumpleaños Lara...y feliz destete.


Siempre hemos dicho que la lactancia materna por ser algo natural, totalmente natural, no está reñida con el medio en el que vivimos, con el planeta tierra.

Es decir, dar de mamar es ecológico, además de económico. Dejando a un lado su vertiente alimenticia y de vínculo materno. Totalmente ecológico.

Esto que parece lógico y evidente para mucha familias, en el mal llamado "tercer mundo" puede ser su tabla de salvación, a la hora de alimentar a sus bebés.
El clima está cambiando pero más agresivamente en zonas que están, ya, de por sí castigadas por la pobreza. Si las grandes compañias de productos para bebés se instauran en dichas zonas y siguen transmitiendo mensajes sobre sus productos entre la población, supondrá la muerte de muchos infantes. Pues el único mensaje que habría que transmitir es que lo natural, les puede salvar. Y salvar al planeta.

Así que contra el cambio climático, Lactancia Materna.

Ecofeminismo, Articulo de Mª Jesús Blazquez para holistica.net

Día Mundial de la Salud La LLLI y Acción Mundial Pro-LM

Ya no sólo se habla y se da la información correcta sobre los beneficios de la lactancia materna (la Liga de la Leche de Euskadi, lleva 20 años en el tema), sino que se empieza a hablar de los condicionantes sociales que implica el "no" dar teta y el coste económico que supone para las familias.

Sin miedo y con claridad, es un tema a tratar.

¡¡Olé!! por esta primera declaración de la presidenta de la Liga de la leche de Euskadi, Adelina García.





ACTUALIZACION; 23/04/08
Como dice mi abuela, "a quién le pica, ajos come..."
Pediatria en Osakidetza y LM

Chiste de la estupenda web; dardemamar.com

Sobre mi

Mi foto
La maternidad es un privilegio, la procreación un derecho y la crianza, una responsabilidad social.

Seguidores

Publicidad amiga

Licencia

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.