A todos aquellos interesados en el embarazo, parto, puerperio, lactancia materna y crianza. Hago mia la frase de "abrázame y quiéreme cuando no me lo merezca, pues será cuando más lo necesite"



Este año, pensando en llevar a Lara unas horas a algún sitio para que juegue, para que la entrada en septiembre del año que viene al cole no resulte tan fuerte y después de haber estado con mamá siempre, encontramos (gracias a Ana) un sitio que nos puede servir. Irá a "Precoz" para simplemente jugar y estar con otros niños y, lo que es más importante para ella, sin que este mamá. No creo que ahora tenga ningún problema pero, si lo tuviese, lógicamente se volvería a quedar con mamá pues a mí no me sirve eso de que; "no, si esto es bueno para cuando llegue el colegio...". No me sirve si es a costa de que ella lo pase mal.

Antes lo intentamos y vimos en una semana que ella no estaba preparada para ello. Ni yo tampoco. Pero fue gracioso porque la misma maestra de ese centro me comentaba que: "claro, si tu no trabajas, ella esta mejor contigo...". Lo que me hace pensar en que si los propios trabajadores de las guarderías, a veces, son capaces de decirte esto, pues será por algo... Independientemente de que, como he dicho muchas veces, existan casos en que por autentica necesidad necesitemos dejar a nuestros hijos en las guarderías. Pero creo que nuestro actual estilo de vida nos hace, en general, concebir este tipo de salida como bueno, saludable, ideal para los niños que van hacer muchas cosas y a saber muchas cosas, etc.

El mismo mensaje me daban ayer en la residencia donde está ingresada mi abuela. Los viejos molestan, no tenemos tiempos para ellos, están más cuidados en la residencia, mejor atendidos, tú no tienes tiempo para ellos... Igual.

No me puedo quitar la imagen de mi abuela sentada a oscuras en el comedor, en una esquina, encogida como un pajarito diciendome: "fijese, tengo una nieta que se parece mucho a usted...". Cuando ya me reconoció se alegro de que estuviésemos allí el tiempo que su memoria, con 92 años, le deja recordar. Nos dio notas de su sentido del humor, de su genio y figura, pero también me expresó su tristeza por estar allí.

Había más abuelas, unas emocionadas porque su nieto había salido en el periódico local de Cuarte, otras diciendo que se iban a ir andando a su casa y mi abuela diciendo: "qué bonitas estaban las flores en la tapia".

El mensaje es claro: no hay tiempo para atender a los abuelos. Llevamos una vida muy estresante, mucho trabajo, necesitamos atesorar muchas cosas materiales y eso nos lleva a enviar, recibir y transmitir el mensaje de que no hay tiempo para cuidar a los hijos, pero desde luego menos para atender a los ancianos. Si cuidar un hijo es gratificante pero es duro (hay que ser sinceros) cuidar de un anciano es duro y menos gratificante. Pero si estamos intentando cambiar la forma de venir a este mundo para hacerlo más humano, tras mi experiencia de ayer tengo más claro que también debemos cambiar la forma de irnos del mismo.

Tras estar por la mañana con mi abuela, comiendo, mi madre me preguntó: "¿tú querrías estar en un sitio así?". Le dije que no. Cierto que pueden existir circunstancias, lo mismo que la madre que no tiene más salida que irse a trabajar y tiene que dejar a su hijo en la guardería. Pero, si nos preguntasen, la mayoría preferiríamos estar en nuestra casa, con nuestras cosas, rodeados de los nuestros, e irnos apagando como una vela que se le acaba la mecha, poco a poco y suavemente. Mi abuela no tenía nada personal en su habitación y no me refiero a cosas, sino a recuerdos: fotos de su marido y de su hija, de sus nietos... ¡¡nada!!. Ni su mecedora donde se echaba cabezaditas en su casa de Zaragoza. Nada. Nada que la recordase su casa. Bien porque el centro no lo permite, bien porque no se lo han llevado.

La directora del centro le decía a mi madre que no se dejase llevar por la primera impresión. Quizás yo lo he hecho pero sé que hay mejores formas de esperar a la muerte o al menos con más dignidad y siempre rodeada de más amor, el amor de los tuyos.

Mientras, ella sale al pórtico, deja pasar los días y se zambulle en su memoria recordando sus tiempos en que estaba en el Servicio Doméstico de Logroño...

Tu nieta que nunca te olvida



Abierto el plazo de inscripción para el Congreso de Fedalma de este año, que se celebrará en Zaragoza en el mes de Septiembre, los días 26 y 27. :))))


El amor, ya se sabe, es pura química. O pura biología. Los neurobiólogos conocen ya varios ingredientes, como la hormona oxitocina y los opiáceos, que intervienen en lo que ellos llaman apego, y saben en qué áreas cerebrales actúan. Por ejemplo en los circuitos de recompensa, que nos hacen querer más de lo que nos da placer. La cosa es simple hasta el punto de que sin estas hormonas no hay amor. Ni amor materno, ni de pareja. El cóctel químico cambia más o menos en cada caso, pero siempre está ahí. La conducta humana, incluso en rasgos tan personales como la generosidad, la confianza o la capacidad de amar, depende de unas cuantas moléculas. Reportaje de El Pais

Me quedo con la frase de Gema Magdaleno, matrona del hospital La Paz en Madrid ; "lo raro es que a estas alturas haya que explicar algo obvio"; los bebes están mucho más relajados, calientes, tranquilos, satisfechos, si están con su madre nada más nacer y ellas igual, que sino lo están...

¿Alguién necesita más argumentos científicos?




Fregando los platos, he podido oír en la radio esta noticia sobre inmigración y pateras.

Fregaba y lloraba, lágrimas saladas, mientras pensaba en el agua del mar. En el mar que se ha llevado la vida de 9 niños de entre 12 meses y 4 años. De mujeres que han perdido a sus hijos, mujeres que han dado a luz en la patera o llegando perdiendo a sus bebés, mujeres que habían pagado 300€ por un pasaje a una vida mejor.

Mi abuela decía que en las guerras los que siempre pierden son los niños, los enfermos, los ancianos y las mujeres. Y me acuerdo de ella, porque ahora es igual. En esta guerra por alcanzar un "supuestamente" mundo mejor, los que más pierden son los niños llevados en travesías infernales y repatriaciones seguras y sus madres abocadas al desconsuelo, al desaliento con solo pensar y "tanto, ¿para que...?".

Las fronteras las creamos nosotros, que nunca se nos olvide esto.
Y el G8, reunido en Japón, es capaz de comer en un día 19 platos diferentes y hablar de inmigración, mientras gente como esta llevaba 14 o más días a la deriva sin tener nada que llevarse a la boca.

Como inmigrante que soy y me siento cuando oigo esto, por parte de abuelo materno, reclamo una política de apoyo a la inmigración y de apoyo a decirles a estas gentes en sus lugares de origen que no merece la pena, que todo no es perfecto, que en muchas cosas no es un mundo mejor. Y sobretodo, que su vida y la de sus hijos es demasiado valiosa para perderla en el mar de Alborán.

Sigo fregando, llorando y cantando;
Pa' una ciudad del norte
Yo me fui a trabajar
Mi vida la dejé
Entre Ceuta y Gibraltar
Soy una raya en el mar
Fantasma en la ciudad
Mi vida va prohibida
Dice la autoridad
Solo voy con mi pena
Sola va mi condena
Correr es mi destino
Por no llevar papel
Perdido en el corazón
De la grande Babylon
Me dicen el clandestino
Yo soy el quiebra ley

Manu Chao Clandestino

ACTUALIZADO 17/07/08; Reciben la orden judicial de expulsión
Mi pregunta es después de leer está cronica, ¿fueron los bebés arrojados al mar vivos? es mucho más de lo que me podía imaginar hasta donde llega el horror de la desesperación...y aún así los vamos a expulsar , a ellos como a tantos otros.


He recibido un meme sobre la Felicidad, enviado por el estupendo blog Salirse De la Fila
Las reglas del meme son:

1. Escribir seis cosas sin importancia que nos hagan felices.
2. Poner el enlace de la persona que nos ha elegido.
3. Poner las reglas en el blog.
4. Elegir seis personas para continuar el desafío.
5. Avisar a estas personas y dejar un comentario en sus blogs.

Y allá que voy, me hace felicisima;
1.- Los colores de mi hija cuando duerme y la contemplo y la contemplo...
2.- Cuando le digo; "¿Cuanto te quiere mamá?" y me hace con los brazos extendidos en el aire como diciendo lo que yo le digo; "Te quiero un montón"...
3.- Mi amor y compañero que me acompaña en mi nueva vida como mamá que jamás hubiese pensado.
4.- El olor del césped recién cortado.
5.- Estar debajo de los árboles y ver sus hojas y ramas desde ahí mirando al cielo.
6.- Pensar todo el camino ya recorrido y las personas que en él me han acompañado y me acompañan cada día.



Pues las 6 personas y sus blogs, los iré poco a poco enviando y rellenando, tengo que pensarlo un poco...lo que me hace feliz; ¡¡no me lo tengo ni que pensar!! :)))))
En principio...para Jota, para MariMar, para Armando, para Marisol, para Eliana, e Isa.

¡¡¡Feliz verano a todos!!!

"La propia medicina ha transmitido a la mujer mucho miedo al propio dolor, porque los profesionales no transmiten a la mujer que el parto es un acto de la esfera sexual, y que cualquier acto de esta esfera tiene un cóctel de hormonas que le hace necesario de todas ellas para que funcione bien", ha justificado Lebrero, en el curso de "El parto natural: tendencia actual a su asistencia. Ventajas e inconvenientes" que tiene lugar en El Escorial organizado por la Universidad Complutense.

¿¿¿Tendrá esto que ver con que tradicionalmente la Medicina ha sido ejercida por hombres??? :))) Sheila Kitzinger


Hace unos años, estando una noche de "farra" con unas amigas y conocidos en un antiguo café de Logroño que tenía mucho encanto ("Odeón"), apareció un niño buscando ayuda pues no podía entrar en casa. Vivía justo al lado del café y comentaba que estaba solo, había salido un momento y se le había cerrado la puerta de la casa. Se había dejado un grifo abierto que se podía oir desde detrás de la puerta, como caia el agua, y su hermano pequeño estaba solo, dentro. El piso estaba situado en la calle Barriocepo de Logroño.


Automaticamente nos levantamos y los más ágiles intentaron saltar desde la ventana del descansillo de la escalera al interior de la vivienda. Cuando lo lograron nos abrieron a nosotras para que pudiésemos pasar con el niño. Y efectivamente, el grifo estaba abierto: había agua por el suelo y allí estaba el bebé. Sus ropas estaban mojadas. Mi amiga Ana cambió al bebé mientras preguntábamos al niño que como era que estaban solos. El niño estaba asustado, nosotros alucinados por la situación y no había nadie responsable allí. Eran la una de la mañana ...

Mi amiga le contó al chaval que si necesitaban ayuda que la solicitasen, pues ella trabajaba en aquel entonces con "Pioneros" y sabía muy bien como iba el tema y la situación de esta gente.

Y ayer leo esto en el diario La Rioja; "Una niña de cuatro años falleció ayer al precipitarse al vacío desde un cuarto piso de la calle Barriocepo, de Logroño, por causas que todavía se desconocen. Según el concejal de Seguridad Ciudadana de Logroño, Atilano de la Fuente, el suceso se produjo sobre las 19:00 horas, cuando varios miembros de la Corporación visitaban las instalaciones artísticas de la iniciativa cultural 'La ciudad inventada'. Eran la 19:00 horas de la tarde...

Pero me da igual la hora: esos niños estaban solos, como lo estaban a la una de la noche de aquel día.

Niños solos, bebés abandonados a su suerte... luchando grandes y mayores por sobrevivir.

Pero los adultos somos nosotros y esta clase de situaciones las deberíamos de evitar o tratar que no se produjesen. Si le preguntase a mi amiga Ana me diría que ella trabajó muchos años para ayudar a paliar situaciones como esta e incluso más dramáticas que esta. Una de ellas concretamente, fue un bebé al que solo le habían dado la vida y poco más... lo justo para estar medianamente limpio y atendido y nada más... Sufría de problemas de desarrollo debido a ello. Lo que apoya mi visión y mis conocimientos de los documentales sobre los orfanatos de Rumanía, Rusia y China sobre bebés con problemas de desarrollo por falta de afectividad. Por falta de amor, en una palabra.

Los niños, como los adultos, (pero ellos son más sensibles aún), se pueden morir por falta de amor. Y en esos sitios, se mueren. Así que amemos mucho, abrazemos mucho, riamos mucho, queramos mucho a nuestros hijos, a los hijos de los demás y a nosotros mismos, que por exceso de amor no se muere nadie...

Siempre que oigo la frase; " no lo cogas que lo vas a malcriar..." me viene este chiste gráfico a la cabeza:



Simplemente amemos, y deseo que situaciones como esta no vuelvan a tener una mención en este blog....

Dedicado a Tata, mi estrella guía en días de noche oscura... allí donde estes.




Sobre mi

Mi foto
La maternidad es un privilegio, la procreación un derecho y la crianza, una responsabilidad social.

Seguidores

Publicidad amiga

Licencia

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.