A todos aquellos interesados en el embarazo, parto, puerperio, lactancia materna y crianza. Hago mia la frase de "abrázame y quiéreme cuando no me lo merezca, pues será cuando más lo necesite"


Ayer hablando con una madre sobre el tema de la escolarización de sus hijos coincidíamos que con 3 años y medio son muy pequeños para tantas horas y para intentar tenerlos a todos bajo unas directrices educativas con las que no estábamos muy de acuerdo.

Al preguntarle cual era el colegio al que había ido su hijo, nos comentó que el mismo al que pretendemos que Lara vaya pero me dejo boquiabierta al comentarme que tuvieron mala suerte (y esto es así tristemente, dependiendo de la suerte que tengas con el profesorado) porque a su hijo, niño bilingüe, le castigaba la maestra porque sabía leer cuando entro en el colegio.Y más cosas que no llego a comentar, pero que según me decía le habían marcado al pequeño y arrastra alguna de ellas a sus actuales 9 años. Me chocó el comentario de mi; “mi niño era un niño alegre, pero al ir al cole cambio...”

Y una se queda pensando; “como se puede castigar a un niño porque sepa leer...” , ¡inaudito!. Pero lo peor de ello es que esos primeros años, de ese niño, alguien tristemente se los ha marcado y eso es algo muy importante como para dejarlo en manos de la suerte.

Pero en esta CCAA no existe nada más allá de todo lo que la gente normal hace y busca, a nivel de la escolarización normal. No existe ninguna otra posibilidad, así que cuando cometo con alguna otra mamá el método Pesta, de los Pestalozzi, la gente piensa; “¿?¿?¿?".

Pues bueno para todos aquellos que intentamos buscar más "allá de"...y que pensamos que las cosas se podrían cambiar, recomiendo este mes el libro de Rebeca Wild "Educar para ser" sobre otras formas de educación, la escuela abierta. Un libro que te cambia cuando lo lees pero que también te crea mucha impotencia, porque aquí no hay nada así y que tratar de poner en marcha algo así me parece una labor de titánes.

Cito textualmente;

Piaget insiste en que el derecho a una educación ética e intelectual significa mucho más que tener el derecho a asimilar saberes, escucharlos y obedecerlos; se trata más bien, del derecho a formar ciertos instrumentos que son muy valiosos para actuar y pensar inteligentemente. Para ello es necesario un entorno social específico, pero no la subordinación a un sistema establecido. Piaget habla del derecho a un aprovechamiento lo más efectivo posible de las fuerzas que duermen en el individuo y con las cuales, más tarde, podrá servir a la sociedad. No obstante, a lo largo del proceso educativo estas fuerzas no sólo pueden ser desarrolladas, sino también destruidas o permanecer desaprovechadas.

Los educadores de las escuelas abiertas de todo el mundo están de acuerdo en que la escuela primaria- o escuelas en general- no está ahí para acumular saberes, sino para estimular la inteligencia, ofrecer una “degustación” de lo que es aprender y con ello animar e impulsar que la actividad de aprender continué toda la vida. Desde esta perspectiva nos resulta fácil alejarnos del antiguo esquema de las asignaturas. En lugar de dedicarnos a separar claramente las materias ayudamos a los niño a que abran sus sentidos, su corazón y su entendimiento y a que, paso a paso “exploren y conquisten el mundo”.

Y mientras aquí...hace 6 años alguien era capaz de castigar a un niño bilingüe que sabía leer...

Libro; Educar para ser.

Autora; Rebeca Wild

En la Biblioteca Pública de Logroño; 371 WIL edu

Sobre mi

Mi foto
La maternidad es un privilegio, la procreación un derecho y la crianza, una responsabilidad social.

Seguidores

Publicidad amiga

Licencia

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.