A todos aquellos interesados en el embarazo, parto, puerperio, lactancia materna y crianza. Hago mia la frase de "abrázame y quiéreme cuando no me lo merezca, pues será cuando más lo necesite"



A veces, una, descubre que existe vida más allá del universo o que existe la mantequilla cuando toda la vida has estado utilizando la margarina y cosas así...pues bien, este verano he descubierto que existe vida más allá de las películas de Disney.

Y tuvo que ser mi amiga Mela (francesa ella) quién me hizo ese descubrimiento en Matute con la película “El castillo ambulante”. Lara, empezó allí a verla y su padre nos la puso por la noche en la media horita que tenemos antes de irnos a la cama para ver un poquito la tele. ¿Y que sucedió?,¡¡pues que me encanto!!: castillo ambulante que cambia las puertas cada vez que se mueve saliendo a un sitio distinto, magos inquietantes, niña transformada en abuela...¡bueno! Todo un despliegue de imaginación que la “Sirenita”a su lado es cosa sencilla y sin interés. La película esta basada en “El castillo ambulante” (título original: Howl's Moving Castle) novela fantástica de la autora británica Diana Wynne Jones, publicada por primera vez en 1986. Película además nomida para un Oscar en el 2005.
Pero lo más sorprendente es que a Lara le encanto también, estuvimos días después jugando a la “bruja del páramo” mezclada con las dichosas Winx, pero lo importante es que se había quedado pillada con la historia. ¡Bien! ¡No me lo podía creer! algo más a parte de las princesas Disney.

Así que seguimos indagando a ver que mas películas teníamos de esos mismos creadores, el Studio Ghibli y bajo dirección de Hayao Miyazaki y encontramos a “Ponyo”, la cual terminamos de ver ayer por la noche y que nos cautivo y la cual tiene una escena que quería comentar.
En pocas películas y menos infantiles, se hace referencia a la lactancia y en esta bella historia de la “niña pez” hay un momento en que se encuentra con un bebé y se le queda mirando, mirando y mirando y decide, ofrecerle sopa y la madre del bebé le explica que es demasiado pequeña para beber sopa pero que ella se tomará la sopa y a través de ella el bebé la recibirá...para sorpresa de la madre lactante, la “niña pez” Ponyo, decide a los 2 minutos darle ¡tooodaaaaaa su torre de sandwich sin jamón! a la madre para la leche del bebé...¡me pareció magnifico! No os la perdáis si no habéis visto la película y disfrutadla con vuestros peques, de verdad.

Y además actualmente han estrenado “Arriety y el mundo de los diminutos” que también es una auténtica joya. Basada en otra novela fántastica, "Los incursores" de Mary Norton. Color por todos lados, imaginación, y mucho arte. ¡Disfrutad!

Sobre mi

Mi foto
La maternidad es un privilegio, la procreación un derecho y la crianza, una responsabilidad social.

Seguidores

Publicidad amiga

Licencia

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.