A todos aquellos interesados en el embarazo, parto, puerperio, lactancia materna y crianza. Hago mia la frase de "abrázame y quiéreme cuando no me lo merezca, pues será cuando más lo necesite"



Estas Navidades llego a mis manos este libro "Cancioncillas del Jardín del Edén" con un CD de música. ¡Impresionante!.
Dulces melodías en judeo-español, árabe, yiddish y hebreo. En ellas se canta a la recién parida, al amor, a los hijos, al amante, a muchas cosas, todas ellas llenas de amor.
Y mientras Lara se dedicaba a bailar con estas músicas, yo iba leyendo las letras de las diferentes canciones y me vinó a la mente aquello lejano que aprendimos un día en el cole, en la asignatura de Historia; el tiempo en que convivieron en la Península ibérica tres culturas y religiones diferentes; cristianos, árabes y judíos durante la Edad Media.

Pensando en todo ello y después de haber visto la película "Resistencia" cuyo argumento gira entorno a tres hermanos, los Bielski y un grupo de judíos que sobrevivieron en el bosque, que formaron una escuela y guardería en su campamento y que se extendieron después de la Guerra, gracias a que lograron sobrevivir y defenderse. Normalmente siempre pensamos en ese pasaje de la historia y recordamos a los judíos como "carne de matadero" por sus opresores, pero existen historias en las que héroes anónimos se defendieron y lucharon para que al menos la muerte, pero sobre todo la vida hasta ese momento, tuviese para ellos un sentido.

Tengo un amigo judío que tardó años en decirme que lo era. Una vez que lo hizo me comentaba la pérdida de las raíces de los judíos que llegaban huyendo de Europa a América contándome que en inmigración al no poder pronunciar los apellidos o ser estos demasiado largos se los cambiaban con el consiguiente problema de que posteriormente la generación que ha querido encontrar a sus antepasados, si no encontraban a la persona familiar que recordase cual había sido el cambio del apellido, no se podían llegar a encontrar. Piensas en tanto sufrimiento y crees que no volverá a pasar.

Pero te das cuenta de que no, de que eso no es del todo cierto. Que en cualquier momento puede volver a pasar y más si ves la película "La ola". Hechos verídicos de lo sucedido en un Instituto Alemán actualmente. Cuando, pensando que lejos quedaba la Alemania Nazi se llegan a organizar en grupo cerrado, cercano a una dictadura. La historia se puede volver a repetir. Y es entonces cuando te das cuenta de que como decía una amiga-internauta; el maltratado en muchas ocasiones repite el ciclo de violencia a que ha sido sometido y se vuelve en maltratador. Pues esto debe de ocurrirle a Israel, actualmente.

Leo en las noticias estos días lo que nunca anteriormente había sucedido desde la creación de la Cruz Roja Internacional y la Media Luna Roja; el auxilio a los heridos no llega a Gaza porque es interrumpido por el ejercito israelí. Sigo leyendo; cuatro niños desnutridos aguardaban la ayuda al lado del cadáver de su madre...Mientras nosotros, nuestro gobierno vende armas a Israel. También somos responsables del "genocidio" que Israel esta llevando a cabo contra la población civil palestina y que lo único que hará es engendrar más odio.
Muertos, heridos, niños, mujeres, ancianos...una no entiende tanto sufrimiento de quién precisamente tendría que ser la salvaguardia de los derechos humanos por lo mucho que han sufrido, con persecuciones a lo largo de la historia.
En algún momento habrá que parar este círculo de terror y violencia.

Fue bonito ver en la película una madre pariendo y alimentando a su bebé, nos imaginamos que con leche materna, pues no tenían nada para darle. Cuantas madres estarán pariendo en estos momentos allí en Gaza, ¿que pensaran esas mujeres del mundo a que los traen? Viviendo el terror y la violencia desde el vientre de sus madres.

En un momento en la pelicula "Resistencia" y cito textualmente, el anciano profesor le dice al mayor de los Bielski; "según la ley del Talmud, cuando salvas una vida te responsabilizas de ella ..." si lo citamos al revés, "cuando matáis cientos de vidas... ¿no soís los responsables de ellas?".
Y es curioso encontrar en una estrofa que cantaban partisanos de un gueto, el de Varsovia concretamente, en su intento de morir luchando ante la barbarie que estaban sufriendo;

A estas estrofas cargadas de dolor y valentía, nosotros -con humildad- las complementamos diciendo que cuando los pueblos se disponen a luchar, se los podrá vencer transitoriamente, pero jamás derrotar, porque su ejemplo se encarnará en otros pueblos que luchan por las mismas causas, como el pueblo palestino y el pueblo iraquí, que cuentan con la solidaridad de la mayoría de los habitantes del planeta y son mirados desde la historia por los combatientes del gueto de Varsovia como hermanos de una misma causa: la de la dignidad de todos los seres humanos.

¿No nombran al pueblo parlestino como hermanos de una misma causa? ¿O leo yo mal?

Me quedo con las canciones de amor, bailando con Lara como exortización de ese sufrimiento innecesario.
Nosotras que somos paridoras, dadoras de vida sea cual sea nuestra raza, nuestro credo, nuestra religión...estamos de luto. Hoy la madre tierra, Gaia, está de luto por la sangre de inocentes derramada.

Si los Bielski levantasen la cabeza, quiero creer que les dirían lo mismo a los palestinos que ellos les decían a los judios del bosque; resistir.

Cruz Roja Española

Unicef en situaciones de emergencias



¡¡¡La que se ha montado en Facebook!!!

Recién estrenada mi aparición por la red social, me topo con todo esto.
La verdad que es una herramienta interesante e importante, pero debería revisar los términos de uso de su página pues no hay nada obsceno en una mujer amamantando, se vea lo que se vea del pecho, sino en los ojos del que miran...
Foto; facebook

El portavoz de Facebook Barry Schnitt indicó que la página web no toma medidas contra la mayoría de las fotos de bebés mamando porque cumplen los términos de uso de la página, pero que otras se retiran para asegurar que la página sigue siendo segura para todos sus usuarios, incluyendo niños.


"Fotos que contienen un pecho completamente expuesto (definido como el que muestra el pezón) violan esos términos (sobre material obsceno, pornográfico o sexualmente explícito) y pueden retirarse", indicó en un comunicado.

"Las fotos contra las que actuamos reciben nuestra atención casi exclusivamente por quejas de otros usuarios", añadió.

Sin embargo, la decisión del sitio de prohibir algunas de las fotos ha enfurecido a algunos usuarios, incluyendo a la madre estadounidense Kelli Roman, cuya fotografía de su hija mamando fue retirada por Facebook.

Roman es una de las administradoras de una petición online llamada "Hey Facebook, breastfeeding is not obscene!" ("¡Eh, Facebook, la lactancia no es obscena!").

La petición ha ganado impulso en las últimas semanas después de que varias personas organizaran una protesta virtual en Facebook y realizaran una pequeña manifestación frente a la oficina de Facebook en Palo Alto, California.

La petición ha recibido más de 80 mil firmas y unos 10 mil comentarios, reiniciando el viejo debate sobre lo bien o mal que está amamantar a un niño en público.

Los organizadores de la petición afirman que a algunas mujeres se les advirtió que no vuelvan a colgar las fotos eliminadas o podrían arriesgarse a ser expulsadas de Facebook.

Una de las madres afectadas, llamada Rebekah, dijo que la página había quitado una foto de ella dándole el pecho a su hijo.

'Encuentro ofensivo que (Facebook) pueda quitar mi foto pero no la imagen en primer plano de un trasero con tanga que (he) visto en la página de un amigo, o quitar la aplicación '¿qué posición del kama sutra eres?'" escribió la mujer.

Facebook, que tiene más de 120 millones de miembros, se atiene a su decisión.

Schnitt indicó que durante la protesta, la red social llamó a muchos grupos mediáticos estadounidenses pidiendo espacio para colocar un anuncio relacionado con la lactancia, que mostraba a una mujer alimentando a su hijo y con un pecho completamente expuesto. Ninguna de las empresas accedió.

"Obviamente, un periódico y Facebook son cosas diferentes, pero la motivación subyacente para las políticas de contenido es la misma", dijo a Reuters.
FUENTE: Infobae.com


Había leído hace mucho tiempo, esta carta de un hijo a todos los padres del mundo, pero en este año que empieza ha vuelto a mis manos y la quiero compartir.

Y de paso, hacer una copia para enviársela a los de la Universidad de Padres.
Mientras voy a ir colgando la mía en la nevera para recitarla todas las mañanas como un mantra mientras abro la puerta para coger la leche ...;-)

1. No me grites.
Te respeto menos cuando lo haces. Y me enseñas a gritar a mí también y yo no quiero hacerlo.

2. Trátame con amabilidad y cordialidad igual que a tus amigos.
Que seamos familia, no significa que no podamos ser amigos.

3. Si hago algo malo, no me preguntes por qué lo hice.
A veces, ni yo mismo lo sé.

4. No digas mentiras delante de mí, ni me pidas que las diga por tí (aunque sea para sacarte de un apuro).
Haces que pierda la fe en lo que dices y me siento mal.

5. Cuando te equivoques en algo, admítelo.
Mejorará mi opinión de ti y me enseñarás a admitir también mis errores.

6. No me compares con nadie, especialmente con mis hermanos.
Si me haces parecer mejor que los demás, alguien va a sufrir (y si me haces parecer peor, seré yo quién sufra).

7. Déjame valerme por mí mismo.
Si tú lo haces todo por mí, yo no podré aprender.

8. No me des siempre órdenes.
Si en vez de ordenarme hacer algo, me lo pidieras, lo haría más rápido y más a gusto.

9. No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer.
Decide y mantén esa posición.

10. Cumple las promesas, buenas o malas.
Si me prometes un premio, dámelo, pero también si es un castigo.

11. Trata de comprenderme y ayudarme.
Cuando te cuente un problema no me digas: “eso no tiene importancia…” porque para mí sí la tiene.

12. No me digas que haga algo que tú no haces.
Yo aprenderé y haré siempre lo que tú hagas, aunque no me lo digas. Pero nunca haré lo que tú digas y no hagas.

13. No me des todo lo que te pido.
A veces, sólo pido para ver cuánto puedo recibir.

14. Quiéreme y dímelo
A mí me gusta oírtelo decir, aunque tú no creas necesario decírmelo.

Porque en este año nuevo sigo buscando .....

Sobre mi

Mi foto
La maternidad es un privilegio, la procreación un derecho y la crianza, una responsabilidad social.

Seguidores

Publicidad amiga

Licencia

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.