A todos aquellos interesados en el embarazo, parto, puerperio, lactancia materna y crianza. Hago mia la frase de "abrázame y quiéreme cuando no me lo merezca, pues será cuando más lo necesite"



Hace ya días que empezó el verano y con él, la época piscinera.

Siempre he dicho que ¡cuanto daño! ha hecho la "Supernanny" con su programa.
Con la utilización, por ejemplo, de técnicas conductistas con los niños del tipo; la silla de pensar que como todos ya sabéis ha sido mi tema favorito este año, muy a mi pesar.
En ese circo que es la televisión y en este programa en cuestión, se ha favorecido la normalización de los castigos para cambiar conductas en los niños y ha contribuido a su expansión por los hogares.
Cada vez que hablo de esta tema, de la famosa silla, me responden; "¡pero si la utiliza todo el mundo...!". Ya, ya lo sé. Pero ese argumento no nos libra de que algo no sea lo correcto, de que no se tengan en cuenta de que cada niño es un mundo, de que existen circunstancias y de que a la corta igual surte efecto y no con todos los niños pero a la larga, nos estamos cargando la confianza de nuestro hijo en nosotros y de paso le estamos “malenseñando” a como resolver conflictos.

Y a veces ya, con esta situación me da por tomármelo con humor, sino me echaría a llorar en muchas ocasiones y ¡tampoco es cuestión!.

Situación; niña que esta bañándose en la piscina.
Niña, que no hace caso en un momento determinado a su madre que esta bañándose con su otra hija más pequeña y que intenta, sin conseguirlo, que la mayor la obedezca, que deje el churro del baño que había cogido que no era suyo y que deje de saltar del borde de la piscina (¡con los divertido que es!).
Todo a un tiempo...y oigo que le dice a la niña en medio del resto del baño comunitario por todos allí presentes cada uno con sus hijos y sus calores; "fulanita...si no me obedeces, vas a salir a pensar...sal y piensa...y luego vuelves".

Me gire para ver si había oído bien.
Me empezó a entrar frío...o yo que sé...y me salí de la piscina mientras pensaba; “queda inagurada la temporada piscinera... ¡¡Señor, como acabaremos en Septiembre...!!”.

Sobre mi

Mi foto
La maternidad es un privilegio, la procreación un derecho y la crianza, una responsabilidad social.

Seguidores

Publicidad amiga

Licencia

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.