A todos aquellos interesados en el embarazo, parto, puerperio, lactancia materna y crianza. Hago mia la frase de "abrázame y quiéreme cuando no me lo merezca, pues será cuando más lo necesite"



Este articulo que pongo hoy aquí es importantísimo porque da un giro de 180º en el tema de las mastitis y del por qué de las mastitis que se vuelven a producir.

Como espectadora directa de un caso aquí en mi CCAA y otro en la CCAA vecina subrayo la importancia de dicho estudio. Resaltando la dificultad que tienen y que encuentran las madres para que se les realice este tipo de analíticas y que en los dos casos descritos han podido ser realizadas gracias al equipo de la Universidad Complutense de Madrid con Dº Juan Miguel Rodríquez Gómez a la cabeza y con el comentario en uno de los casos de decir; " que claro las mastitis en las vacas se investigan porque es algo que interesa que se solucione y en las mujeres pues a veces, esto no interesa tanto..."
Por eso desde aquí, gracias por el estudio y gracias por la amabilidad demostrada cuando hemos tenido que recurrir a ustedes.


Hasta un quince por ciento de las mujeres que deciden amamantar a sus bebés llegan a sufrir mastitis, una enfermedad que se da durante la lactancia y que produce la inflamación de la mama, acompañada casi siempre de infección y fuertes dolores. El tratamiento que se realiza habitualmente, la toma de antibióticos, sólo surte resultado en apenas una décima parte de de los casos tratados. Ahora, un grupo de investigación de la UCM ha desarrollado una terapia con lactobacilos que se ha demostrado eficaz en la gran mayoría de ellos.

Juan Miguel Rodríguez Gómez, director de la investigación, explica así la naturaleza de esta enfermedad: “La mastitis se produce básicamente por una alteración del tipo de microorganismos que hay en la glándula mamaria. Al final del embarazo y durante la lactancia existe una gran diversidad bacteriana, importante tanto para el neonato como para la madre. Cuando se produce una mastitis, esa diversidad bacteriana se transforma en prácticamente un monocultivo, formado por estafilococos la mayoría de las veces y, más ocasionalmente, por estreptococos y otros microorganismos”.

El problema del tratamiento habitual, la administración de antibióticos, radica en que “se dan unos antibióticos por defecto (generalmente beta-lactámicos), sin llevar a cabo ningún análisis previo. Dado que la mayor parte de los estafilococos implicados son resistentes a estos antibióticos, el tratamiento suele conducir a un empeoramiento de los síntomas y a una cronificación de la infección.

Las mujeres afectadas sólo tienen dos opciones, o aguantar el dolor, o abandonar la lactancia”. Esta enfermedad, de hecho, constituye la primera causa médica de abandono precoz de la lactancia materna, una práctica que la Organización Mundial de la Salud recomienda de forma exclusiva durante al menos los seis primeros meses de vida del recién nacido, por sus beneficios sobre la salud a corto y a largo plazo.


2 comentarios:

Y como se puede prevenir la mastitis? Que mujeres son propensa a ella?

Factores predisponentes;
pues un cuadro de ingurgitación o de obstrucción de un conducto lácteo, con tratados o con tratamiento inadecuado (que es a lo que se refiere en dicho estudio), una grieta en un pezón. Son todos factores que predisponen en cualquier mujer a poder sufrir una mastitis.
Y pueden ser; infecciosa, no infecciosa y recurrente.
Lo más importante es prevenir obstrucciónes con una buena postura a la hora de dar de mamar, sujetadores de talla correcta, evitando aquellos inadecuados que nos producen una compresión excesiva.
Una dieta sana y estar descansadas pues eso previene y mucho, cuadros de mastitis.

Sobre mi

Mi foto
La maternidad es un privilegio, la procreación un derecho y la crianza, una responsabilidad social.

Seguidores

Publicidad amiga

Licencia

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.