A todos aquellos interesados en el embarazo, parto, puerperio, lactancia materna y crianza. Hago mia la frase de "abrázame y quiéreme cuando no me lo merezca, pues será cuando más lo necesite"

La verdad es que tras declararme sufridora de una cesárea y tras meses de considerar que me robaron la posibilidad de parir, una, no se para a pensar en nada más de todo aquello.
Te preguntan más tarde y lees en la prensa, sobre la posibilidad de congelar el cordón umbilical o no por si extiesen problemas de salud del bebé posteriormente, y es entonces cuando empiezas a oír hablar, también, de la placenta.
Claro, al ser innecesaria cesárea, te la sacan, no la expulsas...¿pero una, se pregunta; "y como era"?, sin hallar respuesta. Hasta esta mañana en que me han pasado un link donde se puede ver en todo su esplendor una placenta... curiosa foto y desde luego, impresionante nuestra amiga la placenta, cubículo de mi hija durante nueve meses.
No se pierdan los comentarios del un tal Marcelo, al respecto de lo del tema de comerse la placenta. Abstenerse tiquismiquis.

2 comentarios:

Enlace a las imágenes de la placenta en flickr.

Impresionantes fotos.

Sobre lo que no se piensa normalmente es que genéticamente la placenta (al igual que el cordón umbilical) es parte del niño.

Vamos, que son auténticos aliens pegándose a la madre para alimentarse...

En mis dos partos he pedido ver la placenta (yo es que estudié biología y me molan estas cosas). Te miran un poco raro pero merece la pena (eso sí, mi chico no opina igual). Lo de comermela, o hacerme un batido... tampoco como hígado, ni riñones, ni los famosos "callos a la madrileña"... (asquerosita que es una). A cambio, guardo el cordón (el "resto", quiero decir) de mis hijas para llevarlo al mar algún día (es tontería, lo se, pero...)

Sobre mi

Mi foto
La maternidad es un privilegio, la procreación un derecho y la crianza, una responsabilidad social.

Seguidores

Publicidad amiga

Licencia

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.